Shiatsu


Es una terapia de origen japonés, basada en la Medicina Tradicional China. En 1955 el Ministerio japonés de Salud Pública ha convenido que: “La terapia Shiatsu es una forma de manipulación aplicada con los pulgares, los dedos y las palmas de las manos, sin ayuda de instrumento alguno, mecánico u otro, para ejercer una presión sobre la piel con vistas a corregir trastornos internos, promover y conservar la salud, tratar y prevenir determinadas enfermedades".

El Shiatsu es una forma de tratamiento y no un estímulo sólo placentero.  El Shiatsu trabaja en el flujo de la energía (Ki o Energía Vital) que circula a través del cuerpo por canales energéticos específicos llamados meridianos.

 

¿En qué se sustenta esta práctica?

 

Se basa en la medicina tradicional china y en la necesidad de contacto físico que todos tenemos. Presionar la superficie de la piel del paciente tiene consecuencias físicas y psicológicas para paciente. El Shiatsu promueve la función del sistema nervioso parasimpático llevando al paciente a un estado de relajación y de aumento de respuesta ante las variaciones de salud.

Como masaje relajante y descontracturante, el Shiatsu eliminará la carga agobiante que se puede sentir en el pecho, cabeza o en otras partes del cuerpo, como así también problemas digestivos, problemas en la piel, caída del cabello, etc.; todos ellos producidos por nuestro desequilibrio emocional y/o malas posiciones.

 

Efectos generales

    

Alivio general de todo tipo de dolor no específico.

Equilibra al sistema nervioso autónomo.

Devuelve al cuerpo su flexibilidad y elasticidad.

Mejora los estados depresivos.

Aumenta y mejora las funciones generales del organismo (funciones digestivas, respiratorias, eliminatorias, sexuales).

Aumenta la resistencia a enfermedades: activa el sistema inmune.

Mejora la circulación de la sangre  y del sistema linfático.

Es una terapia relajante en general que induce a una sensación de bienestar y confort que es duradera.

Corrige y alínea el esqueleto actuando sobre músculos, ligamentos y tendones.

La terapia Shiatsu, además, potencia el trabajo en forma interdisciplinaria con cualquier tratamiento médico, al lograr un cuerpo relajado y con mayor fluidez de su energía y su circulación.

Sigue  a nuestra escuela en:

  • Facebook Clean Grey